La fotografía de producto como su propio nombre lo indica se trata de aquella fotografía que se concentra en presentar todos los beneficios y atributos de determinado producto u objeto, como; el color, forma, transparencia, textura, entre otros. El tema parece sencillo pero aunque no es complicado existen algunas normas o reglas para tener en cuenta.
fotografia de productoPor su parte la fotografía de publicidad es aquella que está dedicada a enseñar un servicio o producto de la manera más atractiva y llamativa posible, con la finalidad de llevar al consumidor a una compra inevitable, se trata de una especie de enamoramiento a través de imágenes donde cada una de estas, se hace irresistible a quienes las observan tomando la determinación de adquirir lo que se está viendo.
En el caso de la fotografía de producto para publicidad es toda una odisea lograr capturar la atención del consumidor de la manera más novedosa y atractiva en un objeto con fidelidad, donde se trata de orientar al espectador a una adquisición del producto que se está visualizando y a su vez destacar algunas características logrando tocar las más íntimas emociones.
Es decir, no se trata de exagerar sobre lo que se ofrece, pero si pintar un producto principal suficientemente atractivo, esto se logra trabajando con mucho cuidado y profesionalismo la fotografía en cuanto a iluminación, color, contraste, fondo entre otros, y algo muy importante una gran dosis de paciencia.
Para captar una fotografía de producto con el flash de la cámara es necesario trabajar con la sensibilidad más mínima que permita la cámara, de esta manera se reduce el ruido y se evita toda clase de luz que no preste ningún beneficio en el momento, una luz inerte o parásita.
Es fundamental vigilar cualquier objeto como el metal o cristal que pueden producir luz reflectante, ya que se podrá reflejar todo lo que se tenga cerca o alrededor, incluyendo la misma cámara o hasta puedes reflejarte tú en el momento de apretar el disparador. Así que no te limites en revisar todo lo necesario para conseguir una buena fotografía de producto, por eso te recomendamos algunos consejos:

  • Gris neutro el color ideal para tu estudio: no solamente ayuda a reducir los indeseados reflejos, sino que también es eficaz para eliminar dominantes cromáticas que no deseamos.
  • Luz de flash es la ideal: cualquier tipo de luz que pueda entrar en el estudio debe apagarse o tapar las ventanas con cortinas preferiblemente negras.
  • Reflectores o difusores: es indispensable el uso de reflectores para evitar que las luces se reflejen directamente. Se evitarán los conocidos quemazos en las fotos.

Son muchos los aspectos que se deben tomar en cuenta cuando deseas una fotografía de producto de calidad y que quede en el recuerdo de quien la observa, una foto que llega donde te propones llegar, una foto que te transmite emociones y te hace vibrar. Una foto que se inmortalice y permanezca como una imagen viva, una historia contada de tan singular manera. Imágenes que perduran en los corazones de muchos, todo porque quien la tomó supo imprimir su profesionalismo y creatividad en ella.