Fotógrafo

En la actualidad cualquier persona puede tener habilidades en el área de la fotografía, un portafolio nos ayudará a conocer que tan bueno puede ser el trabajo del aspirante, pero debemos tomar en cuenta que una fotografía buena no suplanta 10 malas y podemos ser víctima de engaños online si se trata de un fotógrafo conseguido en la red. A continuación te sugeriremos que hacer para contratar un fotógrafo adecuado.

Como primer paso no elijas cualquier fotógrafo que te aparezca en el buscador o solo porque al observarlo te cayeron bien sus fotos en las redes, en ellas hay gran cantidad de falsos perfiles y fotografías plagiadas, por lo que contratar un fotógrafo merece delicadeza y ojo clínico para elegir al indicado, si eliges a alguno sin conocer su procedencia podrías encontrarte con malos ratos e incluso problemas con la ley. 

El fotógrafo que elijas debe tener sensibilidad artística, pasión y técnica para que una fotografía no sólo sea plana si no que cuente historias, bien sea de lugares, personas, y momentos, este arte no es solo tener una cámara en mano si no conocer cada parte de ella, su técnicas, la angulación, que tipo planimetría es la indicada según una escena o lugar, saber manejar los puntos áureos, el diafragma y el ISO.

Como cada faceta el estudio y el conocimiento suelen notarse desde el primer momento, si seguimos un perfil en alguna red social, podremos observar sus trabajos, formas de expresarse, que hace en sus ratos libres y conocerle de cierta forma, si por el contrario nos encontramos con un desconocido allí es donde nuestro foco de análisis debe aumentar un poco más, ya que al conocerlo en pocos minutos se debe tomar el tiempo necesario para decidir si es el indicado a acudir a tu boda, cumpleaños o evento que tanto te ha costado realizar.

Tú libreta de contactos debe ser amplia, de ese manera podrás elegir entre gran variedad de personas capacitadas y con enfoques diferentes al disparar una fotografía, dependiendo de tus gustos y la visión del proyecto tendrás más facilidad al momento de la elección.

Recuerda que un momento perdido es una fotografía que por más que la improvises no quedará igual, un lugar oscuro sin los dispositivos indicados como flashes o baterías extras te harán arrepentirte del servicio tomado, por ello te recomendamos tomarte la calma necesaria al iniciar un proceso de búsqueda, así como asegurarte de contratar un fotógrafo que te ofrezca lo que necesites.