Cuando decidimos realizar cursos de fotografía o tenemos pasión hacía el arte de captar historias con nuestra cámara, surge la iniciativa de llevar todo esto a un ámbito profesional, logrando así generar ingresos y realizar trabajos que nos apasionen, allí se forma la idea de montar un estudio fotográfico. Aunque suene fácil, no lo es, pero si te lo propones podrás lograrlo. En este artículos tendrás algunos tips para que conozcas los aparatos necesarios que debe tener un buen estudio a la hora de montar tu proyecto.

CREA_TU_ESTUDIO_FOTOGRAFICO_IDEALPara comenzar es fundamental conseguir un lugar que cumpla las características necesarias de un estudio de fotografía, aunque no es primordial obtener uno de gran tamaño y podemos adaptar un pequeño salón a lo deseado, lo importante es  lograr realizar grandes trabajos en el. Las dimensiones van a cambiar de acuerdo al  tipo de retrato o trabajo fotográfico que se desee realizar, y es ahí donde podrían surgir algunos inconvenientes, por ejemplo, si tenemos un lente 50mm el lugar debe tener un espacio que permita alejarnos, dejando que la fotografía  salga adecuadamente bajo el enfoque necesario de la persona, por su parte si lo que buscas es un plano entero, se debe tomar en cuenta la separación del individuo con el fondo y la distancia del fotógrafo al retratado, por lo que te recomendamos que tú estudio abarque por lo menos 6×6 metros y de 5 en adelante de fondo, para poder mantener la distancia y obtener resultados reconfortantes.

El equipo de trabajo es fundamental, más cuando estamos dentro de una habitación o estudio fotográfico y la luz ambiente no nos favorece, ella es lo más importante en la fotografía, por lo que debes incluir un flash y por lo menos dos sombrillas fotográficas, una de luz continúa y otra permanente, ambas brindarán una fuente constante que le dará temperatura en tus tomas,  para esto se necesita de los trípodes, quienes son  instrumentos necesario para colocarlas y así poder desplazarlas por el estudio.

En la fotografía el fondo es fundamental, dependiendo de la necesidad del trabajo este cambiará, puede ser blanco, negro, gris, e incluso de otros colores para ambientar el fondo de tus fotografías. Puedes conseguir una tela, vinil, y si los costos son muy elevados puedes pintar una pared de blanco y otra de verde para trabajos de montajes o diseños creativos en tu computadora. Tus ganas, tu talento y un buen estudio fotográfico te permitirán incluir Buenos trabajos a tu portafolio.